* Últimos mensajes

AACC por peltier.... conseguido por electric0
[Julio 05, 2016, 10:08:57 am]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Junio 07, 2015, 16:21:08 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 19:10:14 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 19:06:13 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:41:16 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:36:04 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:31:58 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:26:17 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:19:33 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:01:00 pm]


* Webs amigas


Autor Tema: Teoría del Cisne Negro  (Leído 7882 veces)

Decreasing Management

  • Espabilao
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 2636
  • -Recibidas: 3206
  • Mensajes: 306
  • Nivel: 40
  • Decreasing Management A veces destacaDecreasing Management A veces destacaDecreasing Management A veces destacaDecreasing Management A veces destaca
    • Ver Perfil
Re:Teoría del Cisne Negro
« Respuesta #15 en: Noviembre 11, 2011, 15:10:25 pm »
Un problema adicional de los derivados es que no hay un mercado público (como la bolsa) en el que se negocien, por lo que se trata de operaciones de grandes volúmenes y muy opacas.

Si pero realmente, los diseñadores y usuarios del sistema de derivados era eso exactamente lo que pretendían, opacidad y privacidad, así que en cierto modo deberían haber ganado. Eso no es un error de diseño sino un retrato ético de estos jugadores (probablemente podemos pensar que podemos juzgarlos desde la ética pero ellos se reirían en nuestra cara)

Lo que yo estoy diciendo es que han perdido porque creyeron que la realidad (de la producción, asignación de recursos, etc) se describía con una teoría (un mundo de distribución normal, sin cisnes negros fuera de la campana) y no fue así.

Otra cosa es que nos estén usando ahora para cubrir pérdidas, pero eso ya es un tema político.
"Es difícil predecir, especialmente el futuro"
Niels Bhor

trafec

  • Desorientado
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 20
  • -Recibidas: 65
  • Mensajes: 21
  • Nivel: 1
  • trafec Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Teoría del Cisne Negro
« Respuesta #16 en: Noviembre 13, 2011, 20:54:45 pm »
Citando cisnes negros

El Punt Avui - Notícia: Cignes negres i corba Phillips

CAT/CAST
--------------------------------
Cignes negres i corba Phillips
06/11/11 02:00 - Francesc Sanuy

Quan Papandreu, el primer ministre grec, va anunciar un referèndum sobre les condicions que la UE imposava com a contrapartida del rescat de l'economia del seu país, molts observadors es van preguntar si havia perdut la xaveta. Els mercats es van trasbalsar en veure que el govern estava disposat a perdre els ajuts pactats i van quedar bocabadats i desconcertats. Tanmateix, allò que a primera vista semblava un disbarat, no deixa de ser una aposta que políticament té algun sentit. Els dos principals partits grecs són grans agències de col·locació a canvi de llocs de treball a l'administració i, per tant, les retribucions i les places de funcionari són intocables. Si, a més a més, cada dia hi ha manifestacions de protesta i aldarulls al carrer, és lògic que el govern hagi d'optar entre una mort lenta o una d'immediata. Així, doncs, per a consum interior, la decisió tenia una certa legitimitat en un país on a cada ministeri s'hi han presentat uns buròcrates europeus que prenen les decisions i que representen una ofensa a l'orgull nacional. Negar-se a acceptar aquesta evidència seria un suïcidi polític.

En aquestes circumstàncies, reapareixen els temors de contagi a Itàlia i Espanya i s'albira una nova recessió mentre els financers fan de Don Tancredo i asseguren que totes les desgràcies dels darrers quatre anys no eren susceptibles de predicció. L'analista John Authers cita el llibre El cigne negre, de Nassim Nicholas Taleb, que fa una analogia entre els banquers que són incapaços de fer les previsions més elementals i els europeus que es pensaven que tots els cignes eren blancs. Fins que van descobrir que a Austràlia n'hi ha de negres. Els financers ineptes i incompetents sempre justificaven l'error de les seves prediccions amb alguna excusa de les que ara s'anomenen cignes negres i ja no serveixen per justificar l'error en relació amb uns fets perfectament previsibles. Els gestors i els models de risc ja no poden utilitzar l'argument que quan s'ensorren els bons vinculats al mercat hipotecari que van seguir utilitzant fins a la caiguda dels preus immobiliaris, allò que els va despistar no va ser la cobdícia i/o la incompetència, sinó un cigne negre. Al capdavall, les decisions les prenen unes persones concretes. I la conclusió és que els inversors han d'analitzar amb molta cura el que compren encara que aparentment sembli una bona oportunitat.

Tots aquests episodis de tensió i d'estira-i-arronsa amb Grècia han coincidit en el temps amb el relleu de Trichet, substituït per Mario Draghi, com a president del Banc Central Europeu. Ja se sap que, preceptivament, el BCE té l'obligació de vetllar per l'estabilitat de preus i lluitar contra la inflació. És una condició imposada per Alemanya, que la té en la seva legislació i en la memòria de la República de Weimar, que va desembocar en el règim nazi a causa principalment d'una descomunal inflació galopant. Francament, no sé si l'elecció de Draghi ha estat la més encertada. Primer, perquè tal com solia publicar cada any el BOE en el decret d'ordenació de la campanya d'exportació de taronges: “Y se reserva para el mercado interior la variedad rebuig.” Segur que els buròcrates de Madrid encara no saben què vol dir rebuig. En termes de significació de la paraula i també de revelació del tracte aplicat als consumidors locals. Doncs bé, Draghi sí que és de rebuig, perquè Sarkozy va vetar el candidat alemany Weber i, de rebot, va sortir ell, el Super Mario que havia fet grans privatitzacions que a Itàlia van representar grans negocis per als beneficiats per les adjudicacions. Draghi era el director de Goldman Sachs quan des del seu despatx s'assessorava el govern de Grècia sobre com es falsifica la comptabilitat. A fi de desmarcar-se del seu predecessor, el primer que ha fet és rebaixar d'un cuartillo el tipus d'interès. Caldrà veure si de cara als temps difícils que ens tocarà viure això són indicis d'una política d'estímul.

Als EUA, per exemple, Ben Bernanke, president de la Reserva Federal, segueix predicant l'estabilitat de preus. Però el seu col·lega de Chicago reclama més inflació i tipus d'interès de gairebé zero fins que l'atur no baixi per sota del 7,5% o la inflació superi el 3%. Tot aquest debat ha recordat a Scott Minerd que, a primers dels seixanta, els economistes creien en la corba de Phillips, que bàsicament consisteix a afirmar que una inflació més alta pot reduir l'atur. Vol dir que si ara es ressuscita la corba, potser és senyal que s'acosta el QE-3, és a dir, una dosi suplementària de facilitats quantitatives. Nogensmenys, això no significa que s'hagi acabat l'era de la política monetària no convencional. Segons Phillips, als EUA, entre el 1861 i el 1957, els brots inflacionistes van anar acompanyats d'augments dels salaris nominals. D'altra banda, l'efecte riquesa sempre fa pujar el consum, cosa que no passa amb aquesta bestiesa d'ignorants estimulats per les grans superfícies que demanen d'obrir el comerç els diumenges. Que d'on no n'hi ha no en pot rajar ni en diumenge ni en dilluns. Finalment, cal advertir que l'esquema Phillips funciona a curt termini, però no pot ser la fórmula de llarga durada.
______________

CAST

Cisnes negros y curva Phillips
11/06/11 02:00 - Francesc Sanuy

Cuando Papandreu, el primer ministro griego, anunció un referéndum sobre las condiciones que la UE imponía como contrapartida del rescate de la economía de su país, muchos observadores se preguntaron si había perdido la chaveta. Los mercados se trastornaron al ver que el gobierno estaba dispuesto a perder las ayudas pactados y quedaron boquiabiertos y desconcertados. Sin embargo, lo que a primera vista parecía un disparate, no deja de ser una apuesta que políticamente tiene algún sentido. Los dos principales partidos griegos son grandes agencias de colocación a cambio de puestos de trabajo en la administración y, por tanto, las retribuciones y las plazas de funcionario son intocables. Si, además, cada día hay manifestaciones de protesta y disturbios en la calle, es lógico que el gobierno tenga que optar entre una muerte lenta o una inmediata. Así, pues, para consumo interior, la decisión tenía una cierta legitimidad en un país donde cada ministerio se han presentado unos burócratas europeos que toman las decisiones y que representan una ofensa al orgullo nacional. Negarse a aceptar esta evidencia sería un suicidio político.

En estas circunstancias, reaparecen los temores de contagio en Italia y España y se vislumbra una nueva recesión mientras los financieros hacen de Don Tancredo y aseguran que todas las desgracias de los últimos cuatro años no eran susceptibles de predicción. El analista John Authers cita el libro El cisne negro, de Nassim Nicholas Taleb, que hace una analogía entre los banqueros que son incapaces de hacer las previsiones más elementales y los europeos que creían que todos los cisnes eran blancos. Hasta que descubrieron que en Australia hay negros. Los financieros ineptos e incompetentes siempre justificaban el error de sus predicciones con alguna excusa de las que ahora se llaman cisnes negros y ya no sirven para justificar el error en relación con unos hechos perfectamente previsibles. Los gestores y los modelos de riesgo ya no pueden utilizar el argumento de que cuando se derrumban los bonos vinculados al mercado hipotecario que siguieron utilizando hasta la caída de los precios inmobiliarios, lo que les despistó no fue la codicia y / o la incompetencia, sino un cisne negro. Después de todo, las decisiones las toman unas personas concretas. Y la conclusión es que los inversores deben analizar con mucho cuidado lo que compran aunque aparentemente parezca una buena oportunidad.

Todos estos episodios de tensión y de tira y afloja con Grecia han coincidido en el tiempo con el relevo de Trichet, sustituido por Mario Draghi, como presidente del Banco Central Europeo. Ya se sabe que, preceptivamente, el BCE tiene la obligación de velar por la estabilidad de precios y luchar contra la inflación. Es una condición impuesta por Alemania, que la tiene en su legislación y en la memoria de la República de Weimar, que desembocó en el régimen nazi debido principalmente a una descomunal inflación galopante. Francamente, no sé si la elección de Draghi ha sido la más acertada. Primero, porque tal como solía publicar cada año el BOE en el decreto de ordenación de la campaña de exportación de naranjas: "Y se reserva para el mercado interior la VARIEDAD rebuig*." Seguro que los burócratas de Madrid aún no saben qué quiere decir rebuig. En términos de significación de la palabra y también de revelación del trato aplicado a los consumidores locales. Pues bien, Draghi sí es de rebuig, porque Sarkozy vetó el candidato alemán Weber y, de rebote, salió él, el Super Mario que había hecho grandes privatizaciones que en Italia representaron grandes negocios para los beneficiados por las adjudicaciones. Draghi era el director de Goldman Sachs cuando desde su despacho asesora al gobierno de Grecia sobre cómo se falsifica la contabilidad. A fin de desmarcarse de su predecesor, el primero que ha hecho es rebajar de un cuartillo el tipo de interés. Habrá que ver si de cara a los tiempos difíciles que nos tocará vivir eso son indicios de una política de estímulo.

En EEUU, por ejemplo, Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, sigue predicando la estabilidad de precios. Pero su colega de Chicago reclama más inflación y tipos de interés de casi cero hasta que el paro no baje por debajo del 7,5% o la inflación supere el 3%. Todo este debate ha recordado a Scott Minerd que, a primeros de los sesenta, los economistas creían en la curva de Phillips, que básicamente consiste en afirmar que una inflación más alta puede reducir el paro. Quiere decir que si ahora se resucita la curva, tal vez es señal de que se acerca el QE-3, es decir, una dosis suplementaria de facilidades cuantitativas. Sin embargo, esto no significa que haya terminado la era de la política monetaria no convencional. Según Phillips, en EEUU, entre 1861 y 1957, los brotes inflacionistas fueron acompañados de aumentos de los salarios nominales. Por otro lado, el efecto riqueza siempre hace subir el consumo, cosa que no ocurre con esta tontería de ignorantes estimulados por las grandes superficies que piden abrir el comercio los domingos. Que de donde no hay no puede manar ni en domingo ni en lunes. Finalmente, hay que advertir que el esquema Phillips funciona a corto plazo, pero no puede ser la fórmula de larga duración.

*rebuig =rechazo

Petardazo Inminente

  • Transicionista
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 2981
  • -Recibidas: 2732
  • Mensajes: 545
  • Nivel: 38
  • Petardazo Inminente Se hace notarPetardazo Inminente Se hace notarPetardazo Inminente Se hace notar
  • Non scholae, sed vitae discere
    • Ver Perfil
Re:Teoría del Cisne Negro
« Respuesta #17 en: Noviembre 14, 2011, 11:14:34 am »
Un problema adicional de los derivados es que no hay un mercado público (como la bolsa) en el que se negocien, por lo que se trata de operaciones de grandes volúmenes y muy opacas.


Si pero realmente, los diseñadores y usuarios del sistema de derivados era eso exactamente lo que pretendían, opacidad y privacidad, así que en cierto modo deberían haber ganado. Eso no es un error de diseño sino un retrato ético de estos jugadores (probablemente podemos pensar que podemos juzgarlos desde la ética pero ellos se reirían en nuestra cara)

Lo que yo estoy diciendo es que han perdido porque creyeron que la realidad (de la producción, asignación de recursos, etc) se describía con una teoría (un mundo de distribución normal, sin cisnes negros fuera de la campana) y no fue así.

Otra cosa es que nos estén usando ahora para cubrir pérdidas, pero eso ya es un tema político.


Yo creo que el colapso no viene ( o vendrá ) tanto por la falta de consideración de la posible existencia de cisnes negros en la ecuación, tanto como por las dos constantes que se repiten en el sistema:

- crecimiento infinito como guía en un mundo finito ( la impresora puede ser infinita, pero la deuda asumible no )
- negación de la realidad, algo muy humano; hace tiempo que esto se veía venir, pero ahí entra la "humanidad" de la negación como método de evasión de una realidad incontestable: se acabó la fiesta y o nos bajamos del coche o nos comemos el muro... pero claro, eso supone bajar del ferrari con asientos de cuero y climatizador de luxe y montarse en bici  un dia de lluvia... el apego, el maldito apego.

Eso y que, hablando técnicamente y no con las vísceras únicamente, estamos en manos de psicópatas a todos los niveles.

http://es.wikipedia.org/wiki/Psicopat%C3%ADa#Caracter.C3.ADsticas_generales_del_psic.C3.B3pata

Citar
Para el doctor Robert Hare, investigador sobre psicología criminal, los criterios que definen a la personalidad psicopática pueden evaluarse mediante una lista de 20 características denominadas Psychopathy Checklist (PCL). Estas descripciones tuvieron como base el trabajo de Cleckley para definir la psicopatía a través de una serie de síntomas interpersonales, afectivos y conductuales. Los síntomas que exhiben los psicópatas son, según Hare:

    Gran capacidad verbal y un encanto superficial.
    Autoestima exagerada.

    Constante necesidad de obtener estímulos y tendencia al aburrimiento.
    Tendencia a mentir de forma patológica.
    Comportamiento malicioso y manipulador.
    Falta de culpa o de cualquier tipo de remordimiento.
    Afectividad frívola, con una respuesta emocional superficial.
    Falta de empatía, crueldad e insensibilidad.
    Estilo de vida parasitario
.
    Falta de control sobre la conducta.
    Vida sexual promiscua.
    Historial de problemas de conducta desde la niñez.
    Falta de metas realistas a largo plazo.
    Actitud impulsiva.
    Comportamiento irresponsable.
    Incapacidad patológica para aceptar responsabilidad sobre sus propios actos.
    Historial de muchos matrimonios de corta duración.
    Tendencia hacia la delincuencia juvenil.
    Revocación de la libertad condicional.
    Versatilidad para la acción criminal.
La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos.

monsterspeculator

  • Novatillo
  • **
  • Gracias
  • -Dadas: 166
  • -Recibidas: 655
  • Mensajes: 197
  • Nivel: 9
  • monsterspeculator Sin influencia
    • Ver Perfil
Re:Teoría del Cisne Negro
« Respuesta #18 en: Noviembre 24, 2011, 00:03:04 am »
Un problema adicional de los derivados es que no hay un mercado público (como la bolsa) en el que se negocien, por lo que se trata de operaciones de grandes volúmenes y muy opacas.

Depende de qué drivados. Las opciones se negocian en mercados públicos (y también OTC).


Sobre cisnes negros...

Entiendo que tiene que ser un acontecimiento impredecible. AL menos así parece entenderlo Taleb. Añadir a los buenos comentarios de wanderer que el mayor problema de las finanzas matemáticas actuales es el uso de las distribuciones normales o gausianas que obvian totalmente los fenómenos extremos como los cisnes negros. El primero en descubrir este error mayúsculo fue el recientemente fallecido Mandelbrot en los años 60 estudiando el histórico de los precios del mercado de algodón.

Otra pregunta inquietante que se plantea Mandelbrot es saber si las distribuciones reales tienen media finita...de otra manera es imposible controlar el riesgo.

Las colas de Pareto son la norma. Decrecen como una potencia x^{-a} y no como una exponencial exp(-a x). Esas distribuciones son distribuciones límite en modelos competitivos donde la ganancia es proporcional al capital acumulado.

Tags:
 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal