* Últimos mensajes

AACC por peltier.... conseguido por electric0
[Julio 05, 2016, 10:08:57 am]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Junio 07, 2015, 16:21:08 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 19:10:14 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 19:06:13 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:41:16 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:36:04 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:31:58 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:26:17 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:19:33 pm]


Re:Nuevo foro - Economía y Jácara II por Stuyvesant
[Abril 07, 2015, 18:01:00 pm]


* Webs amigas


Autor Tema: El orgullo de los humildes - Der Stolz der Demütigen (traducción)  (Leído 1673 veces)

Micru

  • Desorientado
  • *
  • Gracias
  • -Dadas: 187
  • -Recibidas: 22
  • Mensajes: 3
  • Nivel: 1
  • Micru Sin influencia
    • Ver Perfil
Artículo original: Der Stolz der Demütigen

España bajo el paraguas del rescate

El orgullo de los humildes

06/11/2012 · España ha vivido por encima de sus posibilidades durante años. Ahora les va fatal. Pero la gente mantiene el temple y se defienden con dignidad y humildad ante la amargura.

Solidaridad en vez de dudar de sí mismos. La mayoría de los españoles muestran en tiempos de crisis una grandeza que ya querrían en otros lugares.

Un hombre cae en la ciénaga de la que puede salvarse con gran dificultad, sólo que sus pantalones se quedan allí. Si es un hombre orgulloso, se peinará y limpiará sus gafas para que no se vean las salpicaduras de barro. Podría mencionar que no le ha pasado nada, que se ha salvado. Y su camisa: ¡a penas sin manchas! Sin embargo, puede haber algún que otro que señale a su parte inferior descubierta y pregunte: ¿Dónde están tus pantalones? En esta situación, cabe preguntarse, ¿qué sentido tendría para el hombre mirarse las piernas desnudas. ¿Se sentiría mejor? ¿Podría caminar mejor? Probablemente no.

Estamos acostumbrados a etiquetar tal comportamiento como "negación de la realidad". En Alemania, fomentamos el ideal de la cruda realidad, para cuyo análisis nos dedicamos cada jornada a ver media docena de talkshows con contertulios charlando y bebiendo agua, y tras esto está la noción de que la realidad por una parte y nuestros diálogos sobre ella podrían hacerse confluir. Una idea digna y magnánima.

Una fuerza social real

Pero no es así en España. O no del todo. Y mucho menos en el ámbito público. La "verdad desnuda" no está bien vista, precisamente porque está desnuda. El hecho de que el primer ministro Mariano Rajoy durante mucho tiempo negó la evidencia y declarara firmemente que España podría superar sin ayuda europea la crisis inmobiliaria y de deuda , no sólo no choca con críticas. Al contrario. Se podría decir también que el primer ministro ha defendido el castillo tanto tiempo como le fue posible. No se entregó cuando faltaba un trozo de jabón, sino solamente cuando los sitiados empezaron a comerse los gatos y los burros.

También el Ministro de Economía Luis de Guindos, con una casi caricaturesca encarnación española de voluntad de resistir, negó hace diez días que se había producido en España una enorme fuga de capitales a pesar de los desastrosos resultados trimestrales - entre enero y marzo se sacaron cien mil millones de euros del país - estaban bien visibles encima de la mesa. Así funciona en este país. Hay que mantenerse firme, apretar los dientes. Uno se "mantiene entero" en vez de caerse a pedazos, y para esta virtud española existe la palabra "entereza", que literalmente quiere decir "integridad", y es en un sentido figurado tanto como coraje y valentía. No hay más que echar un vistazo a los libros sobre España de George Orwell, Ernest Hemingway y Martin Andersen Nexo. Incluso cuando se elimina el romance España de sus crónicas se mantiene este entendimiento: el "orgullo" español que tantas sonrisas despierta en Alemania, y que suele ilustrarse con imágenes de corridas de toros y flamenco, es una fuerza social real.

Los medios afines al gobierno le pusieron una buena nota a Rajoy por su discreta pero pertinaz gestión de la crisis, además del titular del domingo: "Rescate sin humillación." La solución para salvar la cara es psicológicamente más importante que unos pocos miles de millones más o menos. Se trataba de una ayuda financiera para los bancos españoles, no al gobierno español, dijeron los periódicos más optimistas, y que estos nuevos préstamos de hasta cien mil millones de euros no están vinculados a condiciones.

La ceguera de las elites tiene algo de surrealista

Por supuesto, eso no es cierto. Condiciones abundan. No hay más que leer la letra pequeña. La creciente presión sobre España, y la deuda está aumentando de nuevo. Pero no sólo se trata de datos objetivos, sino de la percepción colectiva. Y aquí hay que señalar que España reaccionó de forma muy acorde, tanto con tranquilidad, como con debate político. El movimiento de los "indignados" del 15M presentará una demanda al anterior ministro de Economía y ex jefe de Bankia, Rodrigo Rato. La oposición, por su parte, le recrimina a Mariano Rajoy que no aparece en estos tiempos difíciles y en vez de esto se va a ver jugar a la selección española contra Italia. "Rajoy niega el rescate," titula "El País" es su editorial tras un fin de semana traumático, que actualmente está siendo explicado en los medios de comunicación en letra clara, bien arriba o bien abajo. Lo que transmiten es: Rajoy niega que se trate de un rescate. Sin embargo es claro que no es una ayuda, sino un rescate desde el exterior.

Que España tarde o temprano se quedaría sin pantalones lo tenían los expertos asumido. José Carlos Díez, economista jefe de la empresa Intermoney, ha escrito esta simple verdad, una vez más en su blog. "Me pasa con este gobierno, lo mismo que con el anterior, con el alemán, con el BCE…. No entiendo por qué los políticos se equivocan con tanta seguridad y niegan cosas que los economistas sabemos que es muy probable que vayan a suceder." (http://blogs.cincodias.com/el_economista_observador/2012/05/el-disputado-voto-de-la-sra-cayo.html)

Díez sabía al menos desde febrero que el rescate sería imposible de evitar. Del mismo modo, hace más de dos años escribió que el mercado inmobiliario en España no se recuperaría. Ahora está más lejos de la recuperación que nunca. Aún más, el mercado inmobiliario y su fetichización, la forma de vida sistematizada de vivir del crédito en los "años buenos" son las principales causas de la crisis de España. Sin embargo el tema apenas se discute en los foros públicos. La ceguera de las elites españolas en los negocios y la política es algo surrealista. Es como esperar a que la pesadilla pase. Pero el fantasma de los malos sueños se ha instalado profundamente en el sistema.

Sus valores se pueden expresar en tres palabras

Un ejemplo revelador es uno de los empresarios españoles de mayor éxito en España: Florentino Pérez, presidente de la global (y altamente endeudada) ACS y presidente del Real Madrid. De los problemas con la toma de control de Hochtief y los proyectos megalómanos de este empresario no debemos hablar ahora. Más bien de la imagen de Pérez que circula en la sociedad española. Este es el hombre que ha impulsado los ingresos de marketing del Real Madrid a un nuevo nivel, que ha llevado por 94 millones de euros a Cristiano Ronaldo a la capital española, estableciendo así un nuevo record mundial por un transpaso. Este es el hombre que en los años de su presidencia, gastó más de quinientos millones de euros para luchar por títulos, los cuales no han llegado todavía, y que el periódico deportivo "Marca" lo aclama, porque bajó el presupuesto de las alturas galácticas a un nivel normal y aceptable. No hay imagen mejor de la mentalidad española y alemana, como la comparación entre Florentino Pérez y el presidente del Bayern, Uli Hoeness, quien insiste, que el Munich jamás se endeudará con el fin de atraer estrellas. En el Real, todo lo contrario.

El juego de números acrobático en los niveles más altos de la sociedad española se corresponde con una sorprendente capacidad de sufrir en el sótano. Los pobres se autodefinen sin reparos como "humildes". Estar sin recursos no es ninguna vergüenza y ningún motivo para mirar con envidia hacia arriba. En España por tanto no existe lo que Grecia ha experimentado: el desmoronamiento de las instituciones, un profundo resentimiento de la sociedad y la profunda duda del sentido de pertenecer a la zona del euro.

En comparación con la situación de miseria, la atmósfera en España, parece la de tranquilidad absolutamente prodigiosa. Las personas tienen experiencia con dificultades materiales, a pesar de los recientes años de bonanza, y muchos de los más pobres todavía pueden confiar en la solidaridad familiar y comunidades saludables. Esta España es, si se quiere decir así, humilde y orgullosa al mismo tiempo. Y su encarnación ideal puede ser Vicente del Bosque, un hombre con vientre y bigote, y también entrenador de los campeones del mundo y de Europa. Los valores de Del Bosque se pueden expresar en tres palabras: trabajo, humildad, modestia. En algún lugar entremedias está también el orgullo - no como una pose, sino como una actitud.

visillófilas pepitófagas

  • Ha sido citado por PPCC
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 4626
  • -Recibidas: 6905
  • Mensajes: 906
  • Nivel: 87
  • visillófilas pepitófagas Su opinión importavisillófilas pepitófagas Su opinión importavisillófilas pepitófagas Su opinión importavisillófilas pepitófagas Su opinión importavisillófilas pepitófagas Su opinión importavisillófilas pepitófagas Su opinión importavisillófilas pepitófagas Su opinión importavisillófilas pepitófagas Su opinión importa
    • Ver Perfil
Re:El orgullo de los humildes - Der Stolz der Demütigen (traducción)
« Respuesta #1 en: Junio 13, 2012, 14:46:45 pm »
Estos no han leído al "economista observador" durante los últimos años, ¿no?  :biggrin:
“The trouble with quotes on the internet is that it’s difficult to determine whether or not they are genuine”
- Abraham Lincoln

Petardazo Inminente

  • Transicionista
  • ***
  • Gracias
  • -Dadas: 2981
  • -Recibidas: 2732
  • Mensajes: 545
  • Nivel: 38
  • Petardazo Inminente Se hace notarPetardazo Inminente Se hace notarPetardazo Inminente Se hace notar
  • Non scholae, sed vitae discere
    • Ver Perfil
Re:El orgullo de los humildes - Der Stolz der Demütigen (traducción)
« Respuesta #2 en: Junio 13, 2012, 19:25:12 pm »
Ni conocen a los invershoreh de palillo en boca o escuchan las conversaciones de barra de bar... Un análisis acertado en lo económico y demasiado wishful thinking en lo social ...
La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos.

 


SimplePortal 2.3.3 © 2008-2010, SimplePortal